Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Bayas blancas satinadas

Flor: junio-octubre

Hoja caduca

Temperatura media o alta

Pleno sol o semisombra

Suelo medio, drenado, neutro

Riego moderado

EL GALÁN DE NOCHE CHILENO

A menudo se confunde al Cestrum nocturnum con el Cestrum parqui o Cestrum foetidissimum, originario de Chile y habitual en muchos países de América del Sur. Sus flores también son poderosamente perfumadas, pero sus hojas desprenden al estrujarlas un desagradable olor. Su follaje, tallos y raíces son altamente tóxicos por su contenido en alcaloides y pueden causar la muerte de las mascotas y el ganado. Otra diferencia con el Cestrum nocturnum es que produce bayas negras o azuladas, también venenosas. En las ceremonias rituales mapuches las hojas secas eran utilizadas en sahumerios. Actualmente, sus principios activos se emplean con fines medicinales. Esta especie se adapta a las condiciones climáticas de la mayor parte de España.

Reportaje completo

nº 82 >>
página 39

verdeesvida nº 82

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Cestrum nocturnum

Galán de noche, Dama de noche

Descripción

Las flores en forma de trompetilla de este arbusto emparentado con la patata (es una solanácea) son tan discretas durante el día, incluso insignificantes, como dominantes por la noche, momento en que emanan su poderoso y sensual perfume. Originario de las islas del Caribe, el Cestrum nocturnum se ha aclimatado perfectamente en las regiones subtropicales (zonas 8-11), por lo que puede vivir al aire libre en la mayor parte de España. Es capaz de tolerar hasta -12º, siempre que los períodos de frío sean cortos, y soporta el calor. Puede conservar o perder el follaje en invierno según la temperatura. Crece con gran rapidez.


Porte, estructura, follaje

El galán de noche es un arbusto erecto y abierto, habitualmente de uno a dos metros de altura y extensión. Las ramas son finas y arqueadas, y están cubiertas de hojas verdes simples, lustrosas, alargadas y acabadas en punta.

 

Flores y frutos

Desde el final de la primavera y durante todo el verano produce racimos axilares de florecillas tubulares de 2-2,5 centímetros de largo, de un tono blanco verdoso o amarillo limón, que se abren en cinco lóbulos. Son nectaríferas y atraen a las mariposas nocturnas. Dan paso a bayas blancas satinadas; hay controversia respecto a su toxicidad, por lo que se deben tomar precauciones con los niños y mascotas.

 

Cultivo y cuidados

Según la fuerza del sol del verano convendrá plantarlo a pleno sol o en semisombra para evitar que las hojas sufran quemaduras. En las zonas más frías necesitará ser protegido de las heladas. Prefiere un sustrato de riqueza media, neutro y bien drenado; el exceso de cal puede causarle clorosis, que se remedia con quelatos de hierro. Debe regarse moderadamente, evitando el sobrerriego. Los aportes quincenales de guano líquido o fertilizante para plantas de flor incentivarán una floración larga y abundante. Requiere poda al final del invierno para conservar la forma y un ligero recorte tras la floración estival para ayudarlo a reflorecer en otoño. En climas muy secos puede atacarlo la araña roja, que se ha de combatir con un acaricida apenas se detecte su presencia.

 

Usos

No es especialmente atractivo como ejemplar aislado, por lo que es mejor usarlo en macizos junto a otros arbustos. Vive bien en maceta. Por su fuerte perfume no se recomienda cultivarlo dentro de casa, excepto para protegerlo del frío.

 

Foto: Mille d’Orazio