Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Pequeños frutos comestibles

Flor: febrero-abril

Hoja caduca

Temperatura media

Pleno sol o sombra parcial

Sustrato normal, bien drenado

Riego moderado

DEL BLANCO AL ROJO Y EL CARMÍN

Especies de floración tan espectacular como los membrilleros de flor han dado lugar a innumerables cultivares. Por sus especiales cualidades jardineras, la Royal Horticultural Society destaca los Chaenomeles speciosa ‘Geisha Girl’, de flores dobles rosa salmón, y ‘Moerlossei’, blancas con pinceladas rosa oscuro, y los Chaenomeles x superba ‘Crimson and Gold’, un membrillero de pequeño tamaño que da flores carmesí con llamativas anteras doradas, y ‘Nicoline’, de flores escarlata. Por sus flores rojas en forma de copa destaca el Chaenomeles japonica ‘Orange Beauty’, y por su abundante floración blanca como la nieve, el Chaenomeles speciosa ‘Nivalis’. También hay membrilleros con flores de color mantequilla, como el Chaenomeles japonica ‘Rising Sun’.

Reportaje completo

nº 81 >>
página 39

verdeesvida nº 81

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Chaenomeles speciosa, Chaenomeles japonica, Chaenomeles x superba

Membrillero de flor

Descripción

A mediados del invierno, el ramaje desnudo del Chaenomeles x superba se cubre de flores carmín. Este híbrido y sus progenitores, Chaenomeles speciosa y Chaenomeles japonica, junto con sus numerosos cultivares, se conocen popularmente como membrilleros de flor o del Japón. Su copiosa floración llena de color el jardín cuando la mayoría de las caducifolias aún están en reposo; reflorecen en verano, pero con menor profusión. Toleran el frío extremo (-23º, zonas 6-10), el calor y cierto grado de sequía una vez establecidos. Se consideran plantas de bajo mantenimiento.

 

Porte, estructura y follaje

Los membrilleros de flor son arbustos erectos de silueta redondeada, que levantan entre 0,50 y 3 metros de altura según la especie o cultivar. Su tupida estructura de ramas luce una corteza lisa de color marrón grisáceo, con espinas en las especies Chaenomeles. speciosa y Chaenomeles japonica. Las hojas son simples, ovaladas y brillantes; al nacer son rojizas o cobrizas y evolucionan hacia un verde ácido que luego oscurece.

 

Flores y frutos

Las flores pueden ser blancas, de distintas tonalidades rosadas, salmón, o rojo anaranjado, escarlata o carmesí (fíjate en el texto de la izquierda). Surgen en la madera vieja antes de que broten las hojas, en grupos de tres a cinco. Están compuestas por cinco pétalos redondeados que se solapan; en el centro destella el amarillo vivo de cinco estilos y numerosos estambres (en la foto). Si no se poda, en otoño dan paso a pequeños frutos aromáticos de tono amarillo verdoso que semejan un pequeño membrillo y se pueden comer cocidos.

 

Cultivo y cuidados

Como buena rosácea, el membrillero de flor necesita sol para florecer con fuerza y un sustrato fresco y bien drenado. Prefiere un grado de fertilidad media y admite cierto grado de alcalinidad. La poda nunca ha de ser severa y debe efectuarse justo después de la floración para conservar la forma y estimular la generación de los brotes que darán flor al año siguiente (aunque se perderán los frutos). Es propenso a generar retoños y chupones, que se deben eliminar cuanto antes. Se ha de vigilar la presencia de pulgones y oídio en los brotes, así como de la araña roja.

 

Usos

Se pueden usar como ejemplares aislados, en macizos o en setos libres defensivos (especialmente los espinosos). Viven bien en grandes tiestos y se pueden usar en bonsáis.

 

Foto: iStockphoto