Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Cápsulas de semillas

Flor: enero-mayo

Hoja perenne

Temperatura alta o media

Pleno sol

Suelo drenado, neutro o ácido

Riego escaso

EL AROMA DIVINO DE LA DIOSMA

Aludiendo a una de las cualidades más notables de estos pequeños arbustos, Linneo escogió la palabra Diosma, que significa perfume de los dioses o aroma divino, para nombrar a este género de la familia de las Rutáceas, la misma de los Citrus, también de hojas y flores ricos en aceites esenciales. La Diosma hirsuta comparte en el ámbito anglosajón el nombre común breath of heaven, es decir, aliento o soplo del cielo, con otra rutácea sudafricana que se le parece mucho, tanto que a menudo se confunden: la Coleonema pulchellum o Coleonema pulchrum, aunque esta es menos compacta, más alta y puede vivir en suelos calizos. Aparte del ‘Pink Fountain’, otro cultivar muy conocido de la Diosma hirsuta es el ‘Sunset Gold’, de follaje verde limón y flores blancas.

Reportaje completo

nº 81 >>
página 40

verdeesvida nº 81

PLANTAS DE FLOR

Diosma hirsuta

Diosma

Descripción

La Diosma hirsuta es una de las tantas especies nativas de la región sudafricana del Cabo que se adaptan perfectamente al clima mediterráneo de la Península. Vive a gusto en las regiones donde las heladas no bajan de -5º y duran pocos días (zonas 9-10). Este pequeño arbusto o subarbusto de follaje perenne produce durante los primeros cinco meses del año una abundante floración blanca o de tonos que van del rosa más suave al más intenso. En las áreas más cálidas puede dar flor incluso hasta el verano. Tolera muy bien la sequía una vez que ha arraigado (código de sequía 5 de 6), por lo que es perfecta para los jardines de bajo riego. Es muy resistente a las enfermedades y apenas exige cuidados.

 

Porte, estructura y hojas

Las matas alcanzan entre 40 y 80 centímetros de altura y extensión y crecen lentamente. Son compactas, redondeadas y muy ramificadas. Las ramillas son leñosas en la base y tiernas en los extremos, y las hojas recuerdan las del brezo: son sésiles, muy pequeñas (5-11 milímetros), estrechas, alargadas y acabadas en punta (por eso hirsuta), de color verde vivo o agrisado. Al frotarlas emanan un agradable olor. Existe un cultivar ‘Variegata’ cuyo follaje tiene reflejos plateados y la floración es blanca.

 

Flores y frutos

Las flores son estrellas de apenas siete milímetros de diámetro, formadas por cinco pétalos que rodean cinco estambres. Son perfumadas y atraen a las abejas y mariposas. El cultivar ‘Pink Fountain’ (en la foto), el más habitual, se comporta como una verdadera fuente de flores con matices rosados, muy copiosas. En otoño exhibe pequeñas cápsulas dehiscentes que contienen cinco semillas negras.

 

Cultivo y cuidados

Requiere un lugar a pleno sol. Su sustrato ideal ha de ser ligero, de modo que drene perfectamente y no retenga la humedad; admite un pH neutro o ácido, pero nunca alcalino. No necesita mucho riego y siempre se debe dejar que la tierra se seque entremedias. Precisa ser protegida de las heladas que bajen de -5º, y agradece que una capa de mulching abrigue sus raíces en invierno. Tras la floración se puede podar ligeramente para conservar la forma.

 

Usos

Resulta perfecta en jardines de bajo riego y rocallas, como tapizante o combinada con otros arbustos bajos formando macizos. También vive bien en tiestos y jardineras.

 

Foto: Louisa Billeter