Hortensias: la gran belleza (y 3ª parte) / Las menos habituales

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Hortensias: la gran belleza (y 3ª parte) / Las menos habituales

En esta última parte del reportaje te enseñamos las hortensias menos comunes: la Hydrangea arborescens ‘Annabelle’ de la foto, de flores blancas como grandes pompones, y la Hydrangea paniculata, que emite inflorescencias en forma de cono, ambas habituales en jardines de Estados Unidos e Inglaterra; la Hydrangea aspera, de flores lacecap de color morado claro, y la trepadora Hydrangea petiolaris.

HYDRANGEA ARBORESCENS

Flores blancas como pompones

Cuenta Noël Kingsbury en su libro Garden Flora que la primera hortensia que se introdujo en Europa fue la Hydrangea arborescens, originaria del este de Estados Unidos, que llegó a Inglaterra en 1736. El magnífico cultivar ‘Annabelle’*, presente, por ejemplo, en el célebre jardín blanco de Sissinghurst, en Kent, es el gran protagonista del jardín de la foto, creado por el estudio de paisajismo Lur Paisajistak en una villa privada de San Sebastián.

Las flores de la Hydrangea arborescens ‘Annabelle’ son de un color blanco inmaculado o con matices verdosos. Son muy abundantes y su peso inclina ligeramente los delgados tallos.
Las flores lucen un color blanco inmaculado o con matices verdosos y son más pequeñas y redondas que las de la Hydrangea macrophylla. Florece abundantemente y el peso de las cabezas inclina ligeramente los delgados tallos. Las hojas son grandes y livianas, de color verde medio, anchas y acabadas en punta. Las matas pueden alcanzar 1,50 metros. Necesita una poda severa al final del invierno, ya que florece en las ramas nuevas. Vive muchos años.

 

HYDRANGEA PANICULATA

Largas corolas en forma de panículas

Las corolas de la Hydrangea paniculata son cónicas y están formadas por panículas de florecillas más pequeñas que las de las otras hortensias, generalmente blancas o de un tono verdoso (‘Limelight’*) o rosado pálido. En algunos casos las flores de la base de la panícula pueden ser rosa fuerte y las del extremo, blancas (‘Pinky Winky’*); en otros, el color pasa de crema a rosado (‘Sundae Fraise’ y ‘Pee Wee’) o del verdoso al rosado (‘Greenspire’). Además, son ligeramente perfumadas.

Según el cultivar, la panícula puede ser más densa o más ligera (‘Praecox’). Las plantas son esbeltas y están formadas por gráciles tallos cubiertos de hojas ovales y acabadas en punta, que en algunos cultivares mutan a un color rojizo en otoño (‘Unique’). ‘Pee Wee’ y ‘Unique’ viven bien en climas más cálidos (zonas 4-10).

Las panículas lucen bonitas incluso secas. Se debe podar fuerte al final del invierno para que emita tallos nuevos vigorosos. La ‘Praecox’ solo admite recortes ligeros.

 

HYDRANGEA ASPERA

Follaje afelpado y flores moradas

Esta hortensia destaca por la superficie afelpada y rugosa de sus grandes hojas de color verde oscuro y sus pequeñas pero abundantes corolas lacecap formadas por un pompón central de florecillas nectaríferas fértiles de color morado rodeadas de unas pocas estériles de tono lila. Sus matas frondosas pueden alcanzar los tres metros de altura y extensión. En el cultivar ‘Hot Chocolate’ el follaje luce matices rojizos. Al final del invierno solo hay que eliminar las cabezas florales recortando por encima del primer par de yemas.

 

HYDRANGEA PETIOLARIS

Una hortensia trepadora

Esta hortensia asiática trepadora se vale de sus raíces aéreas para sujetarse a una pared o el tronco de un árbol. Puede extenderse entre tres y diez metros de altura. Es muy frondosa y produce grandes corimbos blancos que recuerdan las blondas de encaje, en contraste con el verde oscuro de las hojas. El cultivar ‘Miranda’ tiene hojas variegadas. La floración es nectarífera y emana un agradable aroma cítrico. En otoño, el follaje se vuelve de color dorado antes de caer. Necesita sombra o semisombra y su orientación favorita es norte. No necesita poda o en todo caso justo después de la floración o al final del invierno. También se puede utilizar como cubresuelo.

Se le parecen notablemente las trepadoras Schizophragma hydrangeoides, también llamada hortensia trepadora japonesa, y Schizophragma integrifolium u hortensia trepadora china, ambas con numerosos cultivares.

 

HYDRANGEA SERRATA

Hojas con márgenes aserrados

Originaria de Japón como la Hydrangea macrophylla, esta hortensia solo produce corolas lacecap de aspecto delicado, con florecillas dobles o simples blancas, azuladas, rosa fuerte… Los ejemplares, ideales para jardines pequeños y tiestos, son un poco más compactos y con las ramas más finas y esbeltas. Las hojas son más alargadas y con márgenes aserrados, como indica el específico serrata. El color de las flores también está condicionado por el pH y la presencia de aluminio en el suelo.

 

Ver 1ª parte.

Ver 2ª parte.

 

* Los cultivares con asterisco cuentan con el Award of Garden Merit de la Royal Horticultural Society por sus cualidades jardineras.


Más información:

Hortensias: explosión de belleza, Verde es Vida nº48, páginas 24 (ver en la web)

Un jardín de acidófilas, Verde es Vida nº59, páginas 50 (ver en la web)

Un jardín de hortensias de puertas adentro, Verde es Vida nº72, páginas 34 (ver en la web)

La Hydrangea arborescens ‘Annabelle’ es la gran protagonista de este jardín, creado por Íñigo Segurola y Juan Iriarte en una villa privada de San Sebastián. Copyright: Lur Paisajistak

Hydrangea paniculata

Hydrangea paniculata

Grandes flores en forma de cono distinguen a la Hydrangea paniculata. En la foto, el cultivar ‘Vanilla-Fraise’.
Foto: Leonora Enking

Hydrangea aspera

Hydrangea aspera

Esta hortensia produce flores moradas de tipo lacecap en el extremo de ramas muy finas, cubiertas de hojas afelpadas verde oscuro.
Foto: María Terradas

Hydrangea petiolaris

Hydrangea petiolaris

Es capaz de trapar varios metros de altura gracias a sus raíces aéreas. Emite delicadas flores que parecen de encaje sobre el verde oscuro del follaje. La de la foto ha sido fotografiada en el Real Jardín Botánico de Madrid.
Foto: Mille d’Orazio

Reportaje completo

nº 82 >>
página 6

verdeesvida nº 82