BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

Zonas 3-9: soporta hasta -40º
Pleno sol o semisombra
Cualquiera, bien drenado
Bajo riego
Follaje caduco
Flor: primavera, perfumada
Sámaras
EL ARCE DEL RÍO AMUR Y SUS CULTIVARES
Dentro de la especie Acer tataricum —su nombre específico alude a las áreas de Siberia y Mongolia invadidas y ocupadas por los tártaros en la Edad Media— son la subespecie ginnala y sus variedades las que se suelen cultivar dado su follaje muy lustroso y su intensa otoñada. Esta característica es especialmente llamativa en el cultivar ‘Flame’, que se distingue por sus hojas muy recortadas que al nacer son rojizas, luego verde vivo y al llegar el otoño primero amarillas, a continuación escarlatas, rojas y finalmente púrpuras. ‘Ruby Slippers’ y ‘Embers’ destacan por sus llamativos ramilletes de abundantes sámaras de brillante color rojo en contraste con el verde del follaje. Entre los cultivares de aspecto más arbustivo figuran ‘Compacta’, de 2,50-3 metros de altura y diámetro, y ‘Bailey Compacta’, incluso más pequeño, de 1,50-3 metros.
Árboles y palmeras

Acer tataricum subsp. ginnala

Arce del Amur

Descripción

Al igual que tantos arces, el Acer tataricum subespecie ginnala (antes Acer ginnala) hace gala de una colorida otoñada, pero además es una de las especies más rústicas y resistentes a la sequía, ideal por lo tanto para cultivar en gran parte de la Península. Se trata de un árbol pequeño o un arbusto grande multitronco, que crece lentamente hasta desarrollar 5-7 metros de altura y una copa redondeada de un tamaño equivalente. Su zona de origen es el largo valle del río Amur, que recorre el extremo sureste de Rusia y el extremo noreste de China. Tolera la contaminación ambiental y las heladas e incluso ofrece buena resistencia al viento.

Estructura y follaje

Estos arces desarrollan una densa ramificación y suelen tener varios troncos, aunque también los hay solo de uno. La corteza es grisácea y ligeramente estriada. Las ramillas nuevas adquieren un tono marrón rojizo si reciben sol suficiente. Existen variedades compactas en forma de bola, ideales para jardines pequeños. Las hojas son alargadas, de unos 4-8 centímetros, y trilobuladas, con predominio del lóbulo central, mucho más grande y largo; los márgenes son irregularmente dentados. En otoño, su brillante follaje verde oscuro vira al rojo (en la foto).

Flores y frutos

Entre abril y junio, una vez que han brotado las hojas, emite panículas terminales de pequeñas flores perfumadas de color blanco crema; son melíferas y atraen a las abejas. Dan paso a sámaras de dos alas que a comienzos del verano se vuelven de un vivo color rojizo al madurar.

Cultivo y cuidados

Es un árbol de fácil cultivo. Lo ideal es plantarlo en un lugar bien soleado, aunque admite también la sombra parcial. Acepta cualquier tipo de suelo, incluso seco o arcilloso. Solo necesita riego durante el primer año, hasta enraizar; luego puede soportar la falta de agua. No suele presentar problemas serios de plagas o enfermedades. Es suficiente una poda de limpieza para eliminar las ramas secas. Admite los trasplantes dado su sistema radicular superficial y extendido.

Usos

Como árbol de acento como ejemplar aislado; en pequeños grupos o formando pantallas o setos libres en jardines, parques y zonas industriales. Tolera un grado parcial de pavimentación. Se adapta a la vida en grandes contenedores.

Foto: Shutterstock

Otras fichas

Plantas de interior Oncidium Oncidium, Bailarinas del aire
Arbustos y trepadoras Cestrum nocturnum Galán de noche, Dama de noche