BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

¿Ya has probado estas salvias?

Alma mediterránea, aire silvestre, hojas aromáticas y una larga floración que comienza en la primavera y se prolonga hasta el otoño: las salvias lo tienen todo para formar parte de los jardines. Nuevos cultivares y la introducción de especies botánicas en la jardinería ensanchan una paleta vegetal tan variada como versátil.

Salvias de la serie Salgoon, entre ellas ‘Strawberry Lake’, de 2021, de flores magenta con cáliz rojo. Foto: HilverdaFlorist

Serie Salgoon

Sol y semisombra, rusticidad: -8°

↕ 50-60 cm ↔ 35-40 cm

Sus excepcionalmente largos tallos florales rematan en espigas formadas por pequeñas flores de brillantes colores en contraste con el tono oscuro de los cálices. La serie Salgoon abarca (de momento) nueve vigorosas salvias interespecíficas de crecimiento uniforme y aspecto frondoso por sus numerosos brotes laterales y abundante follaje verde. A ‘Strawberry Lake’, de flores magenta con cáliz rojo, lanzada en 2021, se han sumado recientemente otras cinco variedades. Estas salvias se comportan de maravilla tanto en el suelo como en macetas grandes.


Salvia
Délice ‘Féline’

Sol y semisombra, rusticidad: -10°

↕ 50-75 cm ↔ 50-75 cm

Este cultivar de Salvia microphylla lanzado en 2019-2020 produce inflorescencias de unos 20 cm de largo, formadas por florecillas de un saturado color azul violeta con una mota blanca, un punto de luz, en la base del labio mayor; son más grandes de lo habitual en la especie y se pueden comer. Florece copiosamente de mayo a noviembre al sol o en sombra parcial. Las hojas son verdes y brillantes.


Salvia
x greggii ‘Lalarsha’

Sol y semisombra, rusticidad: -12°

↕ 60-70 cm ↔ 50-60 cm

El rosa vivo de las flores en contrapunto con el verde fresco y brillante del follaje distingue a este vigoroso híbrido de Salvia greggii y Salvia microphylla, capaz de florecer sin descanso de mayo a noviembre al sol o en semisombra. Resiste la sequía y el frío (hasta -12º, aunque conviene protegerlo) y desarrolla matas compactas de aspecto arbustivo gracias a sus abundantes tallos finos y leñosos.


Salvia
‘Amistad’*

Sol y semisombra, rusticidad: -8°

↕ 100-130 cm ↔ 50-100 cm

Cálices casi negros sujetan florecillas moradas alargadas en vistosas espigas que sobresalen muy por encima del follaje verde. Se trata de un híbrido espontáneo probablemente de Salvia guaranitica, descubierto en 2005 por el investigador argentino Rolando Uría. Crea grandes matas que florecen generosamente a lo largo de (casi) todo el año. Su introducción ha sido un hito en el mundo de las salvias.


Salvia pachyphylla

Sol, rusticidad: -15°

↕ 40-60 cm ↔ 50-70 cm

A una magnífica floración en forma de racimos de flores aliladas con grandes brácteas rosa púrpura y el intenso aroma que desprende su follaje plateado, esta salvia suma una notable adaptabilidad a las condiciones mediterráneas más exigentes. Fruto del duro clima de los desiertos de montaña de Arizona, Nevada y California, resiste el sol fuerte, el calor, la sequía (5/6 en el código de Olivier Filippi) y el frío intenso (-15° y más); incluso tolera el aire salino del mar. Además, ahorra las escardas gracias a sus propiedades alelopáticas. Las flores empiezan a coronar sus matas en forma de bola a partir de mayo y continúan a lo largo del verano.


Salvia chamaedryoides

Sol, rusticidad: -10°

↕ 40-60 cm ↔ 40-60 cm

Produce flores de una bella y relajante tonalidad azul pastel en armonía con su follaje plateado formado por pequeñas hojas fragantes. Las matas son compactas y redondeadas y se extienden sobre el suelo en forma de cojín. Florece de mayo a noviembre, generalmente con un descanso en agosto. Esta salvia subarbustiva originaria de los desiertos de la Sierra Madre Oriental (México-Texas) fue descripta por el botánico español Antonio José de Cavanilles a finales del siglo XVIII. Soporta la sequía (5/6 en el código de Filippi), el calor e incluso el frío. En la variedad ‘Isochroma’ las flores son azul añil; en la ‘Argentea’, el tono plateado del follaje es aun más acentuado.


Salvia pomifera

Sol, rusticidad: -10°

↕ 60-80 cm ↔ 60-80 cm

Nativa de las islas griegas, donde crece en suelos calizos, pobres y pedregosos, esta salvia de flores de color lavanda rodeadas de brácteas púrpuras, es ideal para la jardinería de bajo riego por su innata adaptación a la sequía (5/6 en el código de Filippi). Florece entre abril y mayo, pero las brácteas mantienen el color incluso secas. Las hojas, muy olorosas, son de color gris plata, estrechas, alargadas y con los márgenes ondulados.


* Cuenta con el Garden Merit Award de la Royal Horticultural Society por sus buenas cualidades jardineras.

Más información:

Salvias en flor (casi) todo el año

  • De la serie Salgoon
    De la serie Salgoon

    ‘Spencer Lake’, de flores violetas, y ‘Lake Tahoe’, magenta, en un macizo en el jardín.
    Foto: HilverdaFlorist

  • Salvia x greggii ‘Lalarsha’
    Salvia x greggii ‘Lalarsha’

    Un vigoroso híbrido de Salvia greggii y Salvia microphylla, que ofrece sus flores de color rosa vivo de mayo a noviembre.
    Foto: DB

  • Salvia Délice ‘Féline’
    Salvia Délice ‘Féline’

    La variedad ‘Féline’ de la serie Délice es un cultivar de Salvia microphylla que produce florecillas de color azul añil de mayo a noviembre.
    Foto: Bramble Garden

  • Salvia ‘Amistad’
    Salvia ‘Amistad’

    Un hito en el mundo de las salvias por su generosa floración en forma de llamativas espigas de florecillas moradas con el cáliz negro.
    Foto: The Diggers Club

  • Salvia pachyphylla
    Salvia pachyphylla

    Grandes brácteas rosa púrpura y un follaje plateado que desprende un intenso aroma caracterizan a esta salvia capaz de adaptarse a las condiciones mediterráneas más exigentes.
    Foto: Alamy

  • Salvia chamaedryoides
    Salvia chamaedryoides

    Produce flores de una bella y relajante tonalidad azul pastel en armonía con su follaje plateado formado por pequeñas hojas fragantes. Es muy resistente a la sequía.
    Foto: Alamy

  • Salvia pomifera
    Salvia pomifera

    Nativa de las islas griegas, esta salvia de flores de color lavanda rodeadas de brácteas púrpuras, es ideal para la jardinería de bajo riego. Florece en primavera pero las brácteas permanecen en las matas incluso secas.
    Foto: Nicholas Turland