BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

15-30º, no menos de 5º
Mucha luz fuera del sol directo
Sustrato ligero y bien drenado
Riego moderado
Follaje perenne
UNA FUENTE DE PROPIEDADES MEDICINALES
El Phlebodium aureum es una de las cinco especies aceptadas que conforman este género de origen americano, todas ellas nativas de las selvas húmedas de América, desde Florida y algunas islas del Caribe a Paraguay. Como tantas plantas tropicales tiene capacidad para purificar el aire de sustancias volátiles potencialmente tóxicas. Además, este helecho es una fuente de propiedades medicinales. Forma parte de la farmacopea natural de América Central y se emplea actualmente en la elaboración de medicamentos, en su mayoría para tratamientos dermatológicos. Entre otros beneficios, los extractos obtenidos de este helecho protegen la piel de la acción nociva de los rayos ultravioletas y sirven para tratar afecciones como la dermatitis atópica o la psoriasis. En los medicamentos aparece como Polypodium leucotomos, uno de sus sinónimos.
Plantas de interior

Phlebodium aureum

Helecho azul

Descripción

Un matiz azulado reviste las frondas recortadas en forma de numerosos lóbulos estrechos y alargados del Phlebodium aureum. Este helecho epífito típico de las selvas lluviosas de la América tropical y subtropical desarrolla un grueso rizoma de 8-15 mm de diámetro, blanco y recubierto de pelos de una tonalidad marrón dorado, del que surge el follaje al cabo de largos pedúnculos. No precisa una atmósfera especialmente húmeda, por lo que se adapta bien a los ambientes luminosos de interior siempre que no sean calefaccionados. Al ser epífito y rizomatoso es bastante resistente.

Follaje

Las frondas tienen habitualmente márgenes lisos más o menos ondulados, como en el ‘Blue Star’, aunque últimamente han surgido cultivares que destacan por su bordes muy rizados, como en el ‘Davana’ (en la foto). La superficie de las frondas está recubierta por una pátina cerosa que le confiere esa tonalidad azulada tan característica. Ese matiz azul puede ser más o menos dominante, lo que da pie a coloraciones más verdes, glaucas o grises. A medida que el helecho cumple años y el rizoma se vuelve más grueso, las frondas que emite son más grandes (pueden alcanzar un metro de largo) y con mayor número de lóbulos.

Cultivo y cuidados

Necesita mucha luz pero fuera del sol directo. No se debe regar en exceso ya que pueden aparecer manchas marrones en las frondas. Cultivarlo en una maceta de plástico facilita el riego: si al retirar el recipiente del portatiesto se nota que pesa poco es el momento de introducirlo en un cubo con unos dedos de agua para que la absorba por capilaridad. El sustrato ha de secarse del todo antes de volver a regar. En caso de que pase mucha sed las frondas se pueden secar, pero si el rizoma no se ha visto afectado emitirá follaje nuevo. Cuando el tiesto se ve demasiado abarrotado se debe trasplantar (preferentemente en primavera o verano) a uno un poco mayor, procurándole un sustrato ligero y con muy buen drenaje (se puede usar sustrato para orquídeas); al replantarlo, el rizoma no debe quedar enterrado. Cada 15 días en la época de crecimiento y una vez al mes el resto del año conviene aportarle abono orgánico líquido de origen no animal diluido en el agua de riego. No suele verse afectado por la araña roja o las cochinillas.

Usos

En solitario, como planta colgante, o en grupos de macetas con otras plantas de interior, en especial orquídeas. También en patios en las zonas sin heladas.

Foto: Tessa Paradise

Otras fichas

Árboles y palmeras Albizia julibrissin Albizia, Acacia de Constantinopla, Árbol de la seda, Parasol de la China