BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Entrevista con Giacomo Guzzon: “No se trata solo de embellecer sino de hacer mucho más y crear una fuerte identidad”

Analizar las estrategias y soluciones ante los retos del cambio climático en 80 jardines punteros de los cinco continentes desde la perspectiva de un arquitecto paisajista experto en diseño de plantación: esta fue la tarea que asumió Giacomo Guzzon para contar con palabras lo que Claire Takacs ha captado durante los últimos años con su cámara. En Visionary: Gardens and Landscapes for our Future ambos revelan las múltiples formas en que la jardinería avanza hoy forjando un nuevo paradigma, en el que la belleza va de la mano del respeto a la naturaleza y el paisaje natural, la sostenibilidad y el fomento de la biodiversidad y la vida silvestre.

El parque que rodea el Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos en Atenas es para Giacomo Guzzon una celebración de la flora mediterránea, el acercamiento al público de la nueva estética. Foto: Claire Takacs

Entrevista_ Ignacio Ribera, paisajista y director de Academia del Paisaje, y Elita Acosta Fotos_ Claire Takacs, autora de Visionary: Gardens and Landscapes for our Future


Dice Giacomo Guzzon que hacer Visionary, hablar con los autores de los 80 proyectos paisajísticos que recoge el libro, “ha sido bastante alentador”. Razones para el optimismo: “Todo el mundo es positivo y ve esta situación como una oportunidad para encontrar nuevas soluciones. La gente que se ocupa de los jardines, los hace, los cuida o los posee, cree en la naturaleza y en lo que está intentando hacer. Lo que más me impresionó es su compromiso con la tierra, con la naturaleza”. A veces se trata solo de un pequeño paso, apunta el paisajista, “pero siguen intentando hacer lo que piensan que es lo correcto: favorecer la biodiversidad, reciclar, repensar, utilizar la plantación adecuada, ahorrar agua”. Cada proyecto lo aborda desde sus circunstancias singulares, pero entre todos trazan un camino quizás no nuevo pero probablemente sin vuelta atrás.


Hay un mensaje que recorre todo el libro y sugiere que la jardinería convencional, basada en el protagonismo del césped, la exuberancia floral y las especies exóticas, el riego generoso y un mantenimiento intensivo, está abocada a la desaparición incluso en el Reino Unido. ¿Estamos ante un cambio de paradigma, una nueva estética de los jardines, tan rupturista?

Sí, aunque no sé si diría que es tan rupturista. Estamos viviendo un cambio estético, pero probablemente ya empezó cuando se generalizaron los proyectos de plantación más naturalista. Ahora estamos yendo un paso más allá: no se trata solo de plantaciones de aspecto silvestre, sino también de aceptar la decadencia, de aceptar, especialmente en el Mediterráneo con [Olivier] Filippi, la dormancia estival, plantas agostadas en los jardines mediterráneos en verano. No creo que les guste a todos, pero estamos empezando a aceptarlo. La estética es tal vez un reflejo de los tiempos que vivimos. Estamos lidiando con menos dinero, menos recursos, menos agua y un clima más difícil e impredecible, urbano y no urbano. La nueva estética es quizás muy pragmática y abraza la naturaleza en lugar de luchar contra ella. Además, creo que en el plano político se está empezando a comprender la importancia de los espacios verdes y quizás de esta nueva estética. Un gran ejemplo es el Centro Cultural de la Fundación Stavros Niarchos en Atenas, diseñado por Renzo Piano, y su gran parque. En él, Deborah Nevins & Associates y Helli Pangalou [los estudios creadores] han puesto por todo lo alto la plantación mediterránea al utilizarla en un lugar tan principal. Consigue de forma efectiva que la nueva estética pueda ser acogida por el público.


Como jefe de Diseño de Plantación de Gillespies, ¿se ha visto obligado a introducir plantas mejor adaptadas a la falta de agua?

No sé si obligado es la palabra, pero sí he empezado a introducir o a sugerir a los equipos plantas que sé que están mejor equipadas para el futuro de los entornos urbanos y los nuevos climas. Hay un estudio académico que muestra que en 2050 Londres tendrá un clima muy similar al de Barcelona. Y así, en el proyecto de Sheldon Square, por ejemplo, pusimos Koelreuteria paniculata en vez del típico Amelanchier. Aunque también se rieguen, es importante poner plantas que toleren no solo la sequía, sino también el calor y las noches cálidas que estamos experimentando en los entornos urbanos. Plantamos Acer monspessulanum en la cubierta ajardinada del edificio de Google para hacer frente a ese duro entorno, y lo combinamos con Acer ginnala, que es muy bueno tanto para la sequía como para el viento. En la cubierta ajardinada de la London School of Economics optamos por una plantación muy tolerante a la sequía. Veo la sequía como una oportunidad para prestar mucha más atención a la selección de las plantas, como aprendimos de Beth Chatto, y a tener en cuenta los hábitats, como aprendemos de los alemanes.


Visionary
empieza enseñando jardines mediterráneos. ¿Qué soluciones de adaptación al cambio climático destaca en ellos?

Sin duda, la adecuada selección de las plantas. Además está todo ese tema del acolchado, el acolchado mineral, que parece ser algo extremadamente importante, el agua, y la importancia de plantar en el momento adecuado. A veces hay que forzar los límites de las plantas: Miguel Urquijo me dijo que no estaban seguros de cómo iban a funcionar los olivos en el jardín de Ávila, luego resultó que lo hicieron muy bien, pero también porque se aseguraron de que las condiciones del suelo fueran las adecuadas para su crecimiento. Otra de las grandes lecciones es la importancia de fusionar el jardín con el paisaje, estar atento al entorno donde pones las plantas, y utilizar materiales locales en la medida de lo posible. El contexto es una parte muy importante, definitoria, de todo lo que hacemos en el diseño paisajístico. Es muy diferente si estás en medio de Elephant and Castle, en Londres, rodeado de hormigón. En esos escenarios urbanos los jardines se convierten casi en un oasis, una especie de paisaje idílico, casi bucólico, donde la gente puede refugiarse de la ciudad.


La crisis climática también va asociada a episodios de lluvias torrenciales e inundaciones, un problema que también se ha de resolver en los jardines.

El agua es un tema importante en el libro y cada proyecto que la aborda es interesante. En el campus universitario de El Paso, en Texas, por ejemplo, Christy Ten Eyck y su equipo transformaron por completo un aparcamiento en un espacio que está reteniendo de verdad toda la lluvia caída. Ha cambiado por completo el carácter y la atmósfera del campus creando un nuevo paisaje. Allí solo llueven 220 mm al año, pero a veces hay grandes tormentas en verano y pueden producirse inundaciones. Se ha renivelado el terreno para mantener el agua dentro del recinto y dejar que vuelva al suelo en lugar de conducirla al alcantarillado. Este quizás sea el mayor proyecto en abordar este asunto.


En el prólogo, Claire Takacs dice que en un comienzo su interés se centraba en la estética de los jardines, luego se volcó en la plantación naturalista, y ahora en una época en que la belleza por sí sola, aunque esencial, ya no es suficiente. ¿La belleza ha pasado a ocupar un segundo plano?

No creo que se ponga la belleza en un segundo plano, sino que se están abordando en el jardín muchas otras cosas, cosas que lo mejoran y lo hacen más tangible, más presente, más real, una pieza del paisaje en su conjunto. No es solo cómo luce un jardín, sino lo que ofrece. Para mí el diseño paisajístico tiene que ver con la atmósfera de un lugar, y creo que todos estos elementos que empujan al diseñador a pensar más, a seleccionar mejores plantas, a utilizar material reciclado, a crear biodiversidad, son los impulsos que nos ayudan a forjar una identidad aún más fuerte, una atmósfera más potente. No se trata solo de embellecer sino de hacer mucho más y crear una identidad más poderosa.


Tal vez se trate de redefinir qué es la belleza en un jardín según el nuevo paradigma.

El cambio de paradigma es que la belleza está en todas partes. Hoy estamos celebrando la belleza de unas vías de ferrocarril o de un parque industrial. Soy un gran admirador del Brooklyn Bridge Park, que era un lugar industrial que se ha reconvertido por completo en un parque público que la gente adora. Lo bonito es que todos estos artefactos industriales que se abandonaron allí se reutilizaron, todos esos pilotes se mantuvieron para crear un entorno marino. Y hay muchos más ejemplos. ¿Qué se celebra ahora en el paisaje? La honestidad de la materialidad, del pasado, de la historia del lugar. No se intenta borrar lo que fue. En cualquier caso, el punto es que la belleza se percibe definitivamente como algo que pertenece a un lugar y tiene que ver con la historia, con la identidad.


Un jardín español en la portada de ‘Visionary’

El paisajismo español más brillante de los últimos 10 años debe en gran medida a Claire Takacs su difusión internacional. España ha figurado muchas veces en los viajes que la fotógrafa australiana hace por todo el mundo para capturar la primera luz del día en los jardines. Precisamente es un jardín español el que aparece en la portada de Visionary: Dehesa de Yonte, en Ávila, obra de Miguel Urquijo y Renate Kastner. El libro arranca, además, con ese jardín, seguido del de Talavera de la Reina, de Fernando Martos; Granja Alnardo, en la Ribera del Duero, de Tom Stuart-Smith; Dehesa El Milagro, en Alcañizo, Toledo, de Clara Muñoz-Rojas y Belén Moreu, y Casa Blanca y Can Pep Puyol, en Ibiza, de Juan Masedo. A continuación y hasta sumar 80, se suceden jardines del sur de Francia, Grecia, el norte de Europa, Marruecos, Reino Unido, Australia, Nueva Zelanda, Singapur y EEUU. Es un conjunto de proyectos recientes, escogidos por Claire y Giacomo Guzzon por su forma visionaria de afrontar la crisis climática, y magníficamente fotografiados, incluso desde el aire para mostrar su estructura y dimensión, y descriptos. El libro concluye con la lista de todos los jardines con su localización, temperaturas máxima media de verano y mínima media de invierno, latitud, altura sobre el nivel del mar y promedio anual de lluvias.

  • Giacomo Guzzon
    Giacomo Guzzon

    Giacomo Guzzon es arquitecto paisajista y ha sido profesor de diseño de plantación durante varios años en las universidades de Greenwich y Sheffield y en la KLC School of Design de Londres. Además de sus actividades académicas, ejerce en Londres como arquitecto paisajista principal y jefe de Diseño de Plantación en el estudio internacional de arquitectura paisajista Gillespies. Ha dado conferencias en Hong Kong, Estados Unidos y Europa y es colaborador habitual en publicaciones internacionales. Actualmente cursa un doctorado en la Universidad Técnica de Berlín sobre ‘Selección de arbustos para zonas urbanas secas en tiempos de calentamiento global desde una perspectiva ecológica y de diseño’.

  • Un paisaje restaurado en Tasmania
    Un paisaje restaurado en Tasmania

    Un paisaje de dunas restaurado con plantas nativas rodea esta casa construida en la costa de Tasmania. Sus dueños quisieron un jardín autosuficiente que es en esencia un hábitat para la vida silvestre.
    Foto: Claire Takacs

  • Una cubierta ajardinada en Londres
    Una cubierta ajardinada en Londres

    Para el proyecto de cubierta ajardinada de la London School of Economics, en el centro de Londres, Giacomo Guzzon optó por especies de alta tolerancia a la sequía, capaces de adaptarse a un duro entorno.
    Render: Gillespies

  • Elephant Park, un oasis verde en Londres
    Elephant Park, un oasis verde en Londres

    Elephant Park, en Londres, es un gran proyecto de Gillespies, un oasis verde donde los jardines de lluvia captan el agua, la almacenan y la devuelven a las plantas. En la foto, el área de juegos Elephant Springs.
    Foto: Gillespies

  • Brooklyn Bridge Park
    Brooklyn Bridge Park

    Giacomo Guzzon es un gran admirador del Brooklyn Bridge Park por la brillante reconversión de un lugar industrial en un parque público. Los viejos pilotes se conservaron para crear un medio acuático.
    Foto: Claire Takacs

  • Campus de El Paso
    Campus de El Paso

    El premiado proyecto del estudio texano Ten Eyck Landscape Architects para el Campus de la Universidad de Texas en El Paso expresa una fuerte identidad local a la vez que se centra en la gestión del agua.
    Foto: Claire Takacs

Reportaje completo nº 102 >> página 18