BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Plantas de interior de moda: ¿con cuál de estas bellezas te quedas?

Cuando creemos que las plantas ‘de interior’ han agotado nuestra capacidad de asombro, los centros de jardinería nos tientan con nuevas especies y variedades que reafirman la fuente inagotable de sorpresas que son las regiones tropicales y subtropicales del mundo (con la inestimable ayuda de los viveristas). Las plantas de estas páginas reinan en Instagram, convertidas en seductoras candidatas a compartir nuestro día a día.

Un patrón de finas rayas de distintas tonalidades verdes entre franjas gris plata caracteriza a la Calathea orbifolia. Foto: Shutterstock

Calathea orbifolia

De hojas especialmente grandes y ovaladas, esta calatea hace honor a la belleza que caracteriza a estas plantas de interior tan apreciadas, en su caso por el patrón de finas rayas de distintas tonalidades verdes entre franjas gris plata, acentuado por el brillo satinado de las hojas y un envés suavemente plateado (en la foto de arriba). Las plantas alcanzan entre 40 y 75 centímetros de altura y resultan impactantes tanto en solitario como formando conjuntos con otras. Purifica el ambiente de sustancias tóxicas volátiles y es inocua para las mascotas, como todas las calateas. Necesita que la humedad ambiental sea elevada.


Calathea
‘Fusion White’

El púrpura del envés se trasluce en las bandas blancas del haz, creando un precioso contrapunto con las distintas tonalidades verdes: si te gustan los follajes variegados, nada como esta calatea, cuyas largas hojas parecen surgir de los pinceles de un pintor de acuarelas (fijate en la foto de abajo). Es, además, una planta purificadora. Cuando la lleves a casa, instálala en un lugar luminoso para que conserve la variegación y bríndale mucha humedad ambiental para que no se acartonen los márgenes de la hojas. Para saber más sobre las calateas y sus cuidados lee De las selvas de Brasil... ¡calateas!


Stephania erecta

A exótica pocas le ganan. Es hoy una de las plantas de moda y las razones están a la vista: un grueso tallo marrón (¡entre patata y boniato!), de cuyo ápice surgen ramillas con hojas redondas con nervaduras verde claro (fijate en la foto de abajo). Su tallo es un órgano de reserva de agua, lo cual indica que pasarse con el riego es un serio error. Esta planta semisuculenta se debe regar con prudencia, como si fuera un cactus. En otoño pierde el follaje y no se le debe volver a dar agua hasta que rebrota en primavera. En verano agradece la humedad ambiental mediante pulverizaciones.


Jatropha multifida

Aspecto de arbolito, un follaje de filigrana gracias a sus grandes hojas palmeadas divididas en largos y finos lóbulos, y unas flores que por la forma y el color recuerdan una ramita de coral (fijate en la foto de abajo). Planta del coral es precisamente el nombre común de esta especie semisuculenta nativa de América Central. Es de fácil cultivo y en las regiones libres de heladas (zonas 10-12) puede vivir también en un patio o terraza. El riego es clave: debe ser moderado, dejando que el sustrato se seque entremedias; en invierno ha de cesar ya que la planta entra en reposo, y reiniciarse a comienzos de febrero; no soporta el encharcamiento.


Epiphyllum anguliger

Su nombre común no puede ser más descriptivo: cactus espina de pescado. Sus carnosos tallos planos con los bordes en zigzag son inicialmente erguidos pero con el tiempo se alargan y se vuelven péndulos, convirtiéndolo en uno de los cactus colgantes más decorativos (fijate en la foto de abajo). Si disfruta de las condiciones adecuadas, en verano produce fragantes flores blancas. A los epiphyllum se los conoce como cactus orquídea, son epífitos y provienen de Centroamérica. Precisan un ambiente húmedo, templado (entre 12 y 26º) y luminoso, fuera del sol directo. No dan apenas trabajo y se riegan solo cuando la tierra se nota seca (muy de vez en cuando en otoño-invierno) para evitar la pudrición de las raíces.

Ver

Grevilleas, tan raras como bellas

  • Calathea ‘Fusion White’
    Calathea ‘Fusion White’

    Si te gustan los follajes variegados, nada como esta calatea, cuyas largas hojas parecen surgir de los pinceles de un pintor de acuarelas.

  • Stephania erecta
    Stephania erecta

    Esta planta semisuculenta presenta un tallo grueso y rugoso del que urgen finas ramillas con hojas circulares.

  • Jatropha multifida
    Jatropha multifida

    Un follaje de filigrana, aspecto de arbolito y unas flores que recuerdan una ramita de coral. En las zonas de clima suave también se puede cultivar en un patio.

  • Epiphyllum anguliger
    Epiphyllum anguliger

    El cactus espina de pescado luce carnosos tallos planos con los bordes en zigzag.

Reportaje completo nº 95 >> página 36