BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

Zonas 5-9: soporta hasta -23º
Pleno sol o sombra parcial
Fértil, fresco, bien drenado, ácido o neutro
Riego moderado regular
Follaje caduco
Floración: abril, sin interés
Folículos en los pies femeninos
KATSURAS LLORONAS, ROJIZAS, ENANAS...
La katsura llegó a Europa hacia 1864, pero en China y Japón se cultivaba desde hacía siglos. La forma pendulum*, de porte llorón, ya existía en el XVII en un templo de Honshu, isla japonesa donde además es endémica la especie magnificum (variedad en algunas clasificaciones), de hojas más grandes. Hoy existen numerosos cultivares en los que varía la tonalidad de las hojas en verano: burdeos mate con nervaduras verde claro en ‘Rotfuchs’ o ‘Red Fox’, doradas en ‘Aureum’ y ‘Claim Jumper’. ‘Strawberry’, en cambio, se viste de un intenso rojo en otoño. La copa puede ser más columnar, oval estrecha o redondeada, e incluso semiabierta y con ramas péndulas, como en ‘Amazing Grace’, que no supera los 6 m. Ideales para contenedor, jardines pequeños y patios son los cultivares enanos, como ‘Boyd’s Dwarf’ (4 m), ‘Glowball’ (3-4 m) y ‘Herkenrode Dwarf’ (2 m).
Árboles y palmeras

Cercidiphyllum japonicum

Katsura

Descripción

En otoño, la katsura* no solo se viste de los colores más radiantes de la estación sino que además emana un dulce aroma a azúcar quemado y canela. Así se despide de su follaje este pequeño y elegante árbol de sotobosque, nativo de China y Japón, que se puede cultivar en toda la mitad norte de la Península en sitios protegidos del intenso sol y los vientos desecantes. Aunque prefiere los suelos ricos, frescos y bien drenados, una vez establecido es capaz de tolerar la sequía. Desarrolla una bella silueta ovoide o cónica, incluso péndula en algunas variedades, y suele alcanzar en los jardines unos 8-15 metros de altura y unos ocho de diámetro de copa al cabo de unos 20 años. Se considera de bajo mantenimiento.

Estructura y follaje

Sobre uno o varios troncos de color marrón oscuro se alza una densa copa, sostenida por una armónica estructura de ramas que empieza bien abajo. La corteza tiende a descamarse a medida que el árbol va cumpliendo años. Las hojas son ovadas o acorazonadas, con 3-7 nervaduras muy marcadas, parecidas a las del Cercis siliquastrum, el árbol del amor; miden 7-10 cm de longitud. Al brotar en primavera lucen tonalidades cobrizas, al igual que los tallos; son verdes con matices azulados en verano, y se tiñen de fogosos tonos amarillos, anaranjados (fen la foto) y purpúreos en otoño antes de caer.

Flores y frutos

Es una especie dioica, por lo tanto emite las flores masculinas y femeninas en pies distintos. Florece antes de que broten las hojas. Ni las flores ni los frutos, pequeños folículos dehiscentes llenos de semillas, tienen interés ornamental.

Cultivo y cuidados

En las zonas cálidas es clave protegerla del sol de la tarde y los vientos secos, que achicharran el follaje, tal como se haría con un arce japonés. Aprecia los suelos ricos, frescos (con un cierto grado de humedad) y bien drenados, con pH neutro o ácido, lo que acentúa la coloración otoñal, nunca alcalino. Precisa agua de forma constante hasta establecerse, y a continuación, riegos regulares moderados. Conviene protegerla de las heladas tardías. Solo requiere poda de mantenimiento y no es propensa a las enfermedades y plagas. Sufre si se la trasplanta.

Usos

En solitario, donde pueda lucir sus cualidades, o en alineaciones.

Foto: iStock


* Cuenta con el Award of Garden Merit de la Royal Horticultural Society por sus buenas cualidades jardineras.

Otras fichas

Árboles y palmeras Koelreuteria paniculata Jabonero de la China, Árbol de los farolillos