BUSCA TU CENTRO DE JARDINERÍA MÁS CERCANO

Fichas de plantas

Consulta las características y cuidados de las plantas ornamentales

Entre 16º y 22º; no menos de 12º
Mucha luz, fuera del sol directo
Ligero, bien drenado, de riqueza media
Riego moderado o escaso
Follaje perenne
Floración: verano
Vainas con semillas
RAREZAS DE LAS CEROPEGIAS
En su hábitat de origen, en las zonas montañosas de Kwazulu-Natal, Mpumalanga y Northern Province, en Sudáfrica, la Ceropegia woodii coloniza el suelo enterrando sus pequeños tubérculos en los bancos de tierra y los recovecos de las repisas rocosas. Este comportamiento pemite usarla como tapizante al aire libre en las zonas libres de heladas; los tallos pueden extenderse varios metros. Canarias también tiene sus ceropegias, los endemismos Ceropegia dichotoma y su subespecie krainzii, llamados cardoncillos, arbustos erectos en este caso, formados por tallos suculentos de color gris verdoso, sin hojas y con flores amarillas. Si las flores de la Ceropegia woodii son raras —la planta se vale de esas pequeñas jaulas que forman los lóbulos para entrampar brevemente a los insectos polinizadores—, la de la Ceropegia distincta var. haygarthii recuerda una antena parabólica.
Plantas de interior

Ceropegia woodii

Collar de corazones

Descripción

Entre las plantas colgantes que se pueden cultivar dentro de casa pocas son tan curiosas y decorativas como la Ceropegia woodii, con su cascada de collares de hojas en forma de corazón y sus extrañas flores peludas. Se trata de una vivaz suculenta nativa de las regiones del este de Sudáfrica, de fácil cuidado.

Follaje

Sus carnosas hojas, gruesas y de textura cerosa, son pequeñas —de 1-2 centímetros— y suelen tener forma de corazón o manzana. En el haz, el verde azulado del fondo se mezcla con venaciones plateadas más o menos extensas; el envés es verde, gris o púrpura, al igual que los finos (y quebradizos) tallos, que habitualmente suelen superar el metro de longitud. En los cultivares ‘Variegata’ las hojas exhiben tonos rosados o crema en los márgenes. La densidad del follaje varía mucho entre ejemplares.

Flores

Durante el verano, la Ceropegia woodii emite sus flores en los entrenudos de los tallos. Son tubulares, de color rosado, hinchadas en la base y con cinco lóbulos en el extremo en forma de ganchos peludos de color rojo oscuro casi negro, que se juntan formando una especie de jaula. Pueden dar paso a largas vainas que al abrirse liberan semillas provistas de un sedoso mechón blanco, un vilano o papus.

Cultivo y cuidados

Necesita mucha luz —incluso puede recibir el sol suave de la mañana— para que el follaje no pierda color. El sustrato debe ser humífero, pero muy bien drenado y pobre en nitrógeno. Agradece los aportes de abono rico en fósforo. Se debe regar de forma moderada en la época de crecimiento, dejando que el sustrato se seque totalmente entremedias, y escasa en invierno; al ser una suculenta es capaz de reservar agua en las hojas y los tubérculos que desarrolla a lo largo de los tallos. Es importante evitar que se acumule agua en el fondo del tiesto. Aunque no suele ser atacada por las plagas se debe controlar la presencia de la araña roja y la cochinilla cerosa en el envés de las hojas y retirarlas a mano.

Usos

En tiestos colgantes o situados en alto para sacarle partido a su efecto cascada. Los tallos también se pueden enredar en estructuras de alambre. 

Foto: Flower Council of Holland

Otras fichas

Plantas de flor Lunaria annua Lunaria, Monedas del Papa, Monedas de Judas
Plantas de interior Peperomia spp. Peperomia, Cola de ratón