Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

Semillas minúsculas

Flor: primavera-verano

Hoja perenne

Temperatura alta y media

Semisombra o sol

Cualquier sustrato bien drenado

Riego moderado

TRADESCANTIAS DE FLORES GRANDES

En la Tradescantia virginiana y los cultivares de Tradescantia x andersoniana son las flores, de un precioso color morado, lila, púrpura o blanco, las que llaman la atención. Emergen al cabo de un tallo que se abre paso entre largas y estrechas hojas acintadas de color verde brillante que se arquean formando una espesa mata redondeada de 40 a 75 centímetros de altura. Tienen entre dos y cuatro centímetros de largo y apenas duran un día, pero se abren sin parar desde mayo a comienzos del otoño. Otra especie especialmente decorativa y muy distinta a las demás es la Tradescantia spathacea, que se distingue por sus hojas alargadas de color verde con listas blancas o verde limón en el haz y tono púrpura en el envés, que surgen de un rizoma formando una roseta.

Reportaje completo

nº 80 >>
página 43

verdeesvida nº 80

PLANTAS DE INTERIOR

Tradescantia zebrina, Tradescantia pallida y otras

Amor de hombre

Descripción

La Tradescantia zebrina, de hojas con franjas plateadas y verdes y envés púrpura (en la foto), y la Tradescantia pallida o Tradescantia purpurea, de follaje púrpura oscuro casi azulado, son solo dos de las especies más utilizadas del género por su atractivo y gran facilidad de cultivo. Son plantas vivaces suculentas de efecto colgante o rastrero, originarias de la América tropical y subtropical (de México a Argentina), que pueden vivir al aire libre solo en las zonas de rusticidad 9-11, ya que sufren cuando el termómetro baja de -3º. Por ello, lo habitual en el resto del territorio es cultivarlas como plantas de interior, que se pueden llevar al aire libre durante los meses más cálidos del año. Crecen con rapidez.

 

Hojas

Estas tradescantias y la popular Tradescantia fluminensis, de hojas verdes con variegaciones blancas, desarrollan espesas matas de unos 20 a 40 centímetros de altura. Las hojas son perennes, alargadas y acabadas en punta; carecen de pedúnculos y surgen engarzadas en torno a unos tallos suculentos bastante quebradizos. De los segmentos de los tallos surgen raicillas que les permiten arraigar y extenderse formando un tapiz. Por esta característica y su veloz desarrollo, en ciertas condiciones de clima y suelo pueden comportarse como plantas invasoras.

 

Flores

Las flores son en general pequeñas, excepto en la Tradescantia virginiana y Tradescantia x andersoniana (lee el recuadro de la izquierda), y de escasa duración. Están formadas por tres pétalos triangulares usualmente de color rosa o blanco.

 

Cultivo y cuidados

Viven bien en cualquier sustrato siempre que drene bien. Al aire libre pueden situarse al sol, cuidando que en verano no se quemen las hojas, o en semisombra, por ejemplo en un porche o terraza. Dentro de casa conviene situarlas en un ambiente muy luminoso pero fuera del sol directo. Si les falta luz pierden coloración. El riego ha de ser moderado (más escaso en invierno), procurando que el suelo se seque entremedias. El exceso de agua puede provocarles pudrición. Se consideran libres de plagas y hongos.

 

Usos

Dentro o fuera de casa, los tiestos altos permiten sacarle partido a su efecto cascada, al igual que las cestas colgantes, ya sea en solitario o combinadas con otras plantas.

 

Foto: iStock