Registrate gratis para ver la revista

Ficha de Plantas

Árboles y palmeras

Coníferas

Arbustos y trepadoras

Plantas de flor

Plantas de interior

Frutales y huerto

Cactus y crasas

Gramíneas

Acuáticas

ÁRBOLES Y PALMERAS

Tamarix gallica

Taray, Tamarisco, Tamarisc, Tamariz

La copa de color rosa pálido de este pequeño árbol forma parte del paisaje de primavera de las costas, marismas y riberas de agua dulce del Mediterráneo. El taray, tamarisco, tamariz o tamarisc es muy habitual en las playas, ya que vive bien en los terrenos salobres, incluso empapados de agua (es hidromorfo), y junto a los estanques. Por sus ramas finas y flexibles, la silueta recuerda un gran arbusto o un árbol de porte llorón y aspecto plumoso. Emite pequeñísimas flores rosa pastel o blancas en la madera del año (nueva) antes de que broten las hojas. Se adapta a situaciones climáticas muy diversas, incluso al frío intenso, el calor fuerte y la sequía. No necesita cuidados especiales.

Seguir leyendo >>

PLANTAS DE FLOR

Clivia miniata

Clivia

Por sus grandes flores anaranjadas en contraste con el verde oscuro de las hojas, la clivia figura en un lugar privilegiado entre las plantas de tiesto más elegantes y vistosas, solo hay que ver su protagonismo en los patios andaluces. Pero para vivir al aire libre necesita semisombra, calor y un clima libre de heladas (-1º a 5º, zona 10). En las regiones menos cálidas se puede cultivar dentro de casa en un lugar luminoso o en un invernadero. Es una planta fácil, ideal para principiantes.

Seguir leyendo >>

PLANTAS DE FLOR

Diosma hirsuta

Diosma

La Diosma hirsuta es un pequeño arbusto o subarbusto de follaje perenne de origen sudafricano, que produce durante los primeros cinco meses del año una abundante floración blanca o de tonos que van del rosa más suave al más intenso. Tolera muy bien la sequía una vez que ha arraigado, es muy resistente a las enfermedades y apenas exige cuidados. Las flores son estrellas de apenas siete milímetros de diámetro, formadas por cinco pétalos que rodean cinco estambres. Son perfumadas y atraen a las abejas y mariposas. El cultivar ‘Pink Fountain’ (en la foto), el más habitual, se comporta como una verdadera fuente de flores con matices rosados, muy copiosas. Resulta perfecta en jardines de bajo riego y rocallas, como tapizante o combinada con otros arbustos bajos formando macizos. También vive bien en tiestos y jardineras.

Seguir leyendo >>

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Chaenomeles speciosa, Chaenomeles japonica, Chaenomeles x superba

Membrillero de flor

La copiosa floración de los membrilleros de flor llena de color el jardín cuando la mayoría de las caducifolias aún están en reposo. A mediados del invierno, estos arbustos erectos de silueta redondeada se cubren de flores carmín, como en la foto, o blancas, de distintas tonalidades rosadas, salmón, rojo anaranjado o escarlata; reflorecen en verano, pero con menor profusión. Toleran el frío extremo (-23º, zonas 6-10), el calor y cierto grado de sequía una vez establecidos. Se consideran plantas de bajo mantenimiento. Se pueden usar como ejemplares aislados, en macizos o en setos libres defensivos (especialmente los espinosos). Viven bien en grandes tiestos y se pueden usar en bonsáis.

Seguir leyendo >>

PLANTAS DE INTERIOR

Tradescantia zebrina, Tradescantia pallida y otras

Amor de hombre

La Tradescantia zebrina, de hojas con franjas plateadas y verdes y envés púrpura (en la foto), y la Tradescantia pallida o Tradescantia purpurea, de follaje púrpura oscuro casi azulado, son solo dos de las especies más utilizadas del género por su atractivo y gran facilidad de cultivo. Son plantas vivaces suculentas de efecto colgante o rastrero, originarias de la América tropical y subtropical (de México a Argentina), que pueden vivir al aire libre solo en las zonas de rusticidad 9-11, ya que sufren cuando el termómetro baja de -3º. Por ello, lo habitual en el resto del territorio es cultivarlas como plantas de interior, que se pueden llevar al aire libre durante los meses más cálidos del año.

Seguir leyendo >>

ARBUSTOS Y TREPADORAS

Euonymus alatus

Evónimo alado, Bonetero

En otoño, un intenso color carmín tiñe el follaje de este arbusto que en los países de habla inglesa llaman descriptivamente burning bush, arbusto ardiente. Esta cualidad y una gran versatilidad aseguran al Euonymus alatus un papel estelar en el jardín: se puede usar como ejemplar de acento, en borduras, grupos, setos libres, pantallas e incluso tiestos grandes. La especie se llama alatus por las curiosas formaciones longitudinales planas en forma de alas de sus ramas. Tolera el frío extremo, el viento y cierto grado de sequía una vez establecido. Crece con bastante lentitud. Es de bajo mantenimiento y no se ve afectado por plagas y enfermedades.

Seguir leyendo >>

1  2  3  4  5  [>>]  [>|]