Flores comestibles: del jardín al plato

Imprimir Imprimir  |  Enviar Enviar  | 

Flores comestibles: del jardín al plato

Las flores han llegado a la cocina para quedarse. Y no nos referimos a coliflores y alcachofas, sino a la presencia de pétalos o pequeñas flores en ensaladas y postres, e incluso en aperitivos, cremas y platos pricipales. No solo ponen una nota de color y frescura, también pueden actuar como ingredientes. Aquí tienes una lista de 60 flores comestibles.

Unos pétalos de caléndula, capuchinas amarillas o anaranjadas, pequeños pensamientos, las estrellas azules de la borraja, los pompones rosados del cebollino, entre tantas otras flores, aportan un estimulante toque cromático a la ensalada más aburrida, a una crema fría de verano, a un batido de frutas y yogur... Pero ahí no acaba su contribución a la cocina. Chefs como Andoni Luis Aduriz, de Mugaritz, también utilizan las flores para dar a los platos notas de sabor. Si son de corola pequeña se suelen añadir enteras, o se desechan estambres, pistilos y cálices, que pueden resultar ligeramente amargos y duros, y se usan solo los pétalos.

 

Si son de corola pequeña, se suelen añadir enteras, o se desechan estambres, pistilos y cálices, que pueden resultar ligeramente amargos y duros, y se usan solo los pétalos.
Si se van a comer las flores, el cultivo debe hacerse solo con sol y agua y sin recurrir a fitosanitarios para combatir las plagas ni a abonos de origen químico. Los insectos que las visiten deben retirarse a mano o con un pequeño pincel. Se lavan con agua, se sacuden y se dejan secar. Lo ideal es consumirlas enseguida para evitar que pierdan frescura. También se pueden conservar en un recipiente tapado en la nevera, donde permanecerán frescas y en perfecto estado aproximadamente una semana.

 

Eso sí, no todas las flores son comestibles. Algunas son incluso muy tóxicas: no se te ocurra comer las de las adelfas, azaleas, dedaleras (Digitalis), lantanas, muguet o lirio del valle (Convallaria majalis), floripondios (Brugmansia y Datura), glicinia, nicotianas, acónitos, guisantes de olor (Lathyrus odoratus) o cualquiera de la que no sepas con seguridad que es comestible.

 

PLANTAS ANUALES, BIANUALES, VIVACES Y BULBOSAS

¿Alguna vez pensaste que se pueden comer las flores de tulipán? ¿O del gladiolo? ¿Sabes que los pétalos de los claveles y clavelinas proporcionan un suave aroma a clavo de olor a tus postres? ¿Y que las violetas acompañan con su delicado perfume helados y smoothies?

Entre las plantas herbáceas ornamentales que cultivas en tu jardín y tus tiestos, estas 25 tienen flores comestibles.

1. Begonia (Begonia)

2. Bergamota silvestre (Monarda didyma)

3. Boca de dragón (Antirrhinum majus)

4. Caléndula (Calendula officinalis)

5. Campanilla china (Platycodon grandiflorus)

6. Capuchina (Tropaeolum majus)

7. Centaurea (Centaurea cyanus)

8. Clavel chino (Tagetes patula)

9. Clavel y clavelina (Dianthus)

10. Fucsia (Fuchsia)

11. Geranio de olor (Pelargonium odoratissimum)

12. Girasol (Helianthus annuus)

13. Gladiolos (Gladiolus)

14. Hemerocallis fulva. El llamado lirio de un día, cuyos carnosos pétalos se toman rehogados, no debe confundirse con las azucenas (Lilium), que son tóxicas: las flores son muy parecidas.

15. Hosta (Hosta)

16. Linum perenne

17. Malva real (Alcea rosea)

18. Margarita (Chrysanthemum leucanthemum)

19. Onagra común (Oenothera biennis)

20. Pensamiento (Viola tricolor)

21. Phlox (Phlox paniculata)

22. Tradescantia andersoniana

23. Tulipanes (Tulipa)

24. Ulmaria (Filipendula ulmaria)

25. Violeta (Viola odorata)

 

ÁRBOLES Y ARBUSTOS

¿Quién no recuerda la receta de codornices con pétalos de rosa de la película Como agua para chocolate? Esta perfumada flor también se come escarchada, caramelizada y en jaleas. ¿Y qué tal un refresco de verano con flores de saúco y limón? Hay muchas leñosas de flores comestibles, ¡incluso el olivo!

26. Almendro (Prunus dulcis)

27. Ciruelo (Prunus domestica)

28. Lilo (Syringa vulgaris)

29. Magnolio (Magnolia grandiflora)

30. Manzano (Malus)

31. Olivo (Olea europaea)

32. Robinia pseudoacacia

33. Rosales (Rosa)

34. Saúco (Sambucus nigra)

35. Tilo (Tilia)

 

HORTALIZAS

Además de las suculentas flores de la coliflor (blancas o moradas), el brócoli, el curioso romanesco (¡la geometría de fractales hecha flor!) y las alcachofas de toda la vida, puedes incorporar a tus comidas las flores de muchas otras hortalizas. Por ejemplo, las flores de calabacín rellenas, rebozadas y fritas, un sabroso aperitivo típico de la cocina italiana.

36. Ajo (Allium sativum)

37. Calabacín (Cucurbita pepo)

38. Calabaza (Cucurbita maxima)

39. Guisantes (Pisum sativum)

40. Rúcula (Eruca sativa)

 

AROMÁTICAS

Las flores de las aromáticas no solo pueden aportar color a los platos sino también un aroma más suave que las hojas. Las del romero y las estrellas azules o blancas de la borraja ya son todo un clásico. Las muy pequeñas, como las del tomillo, el orégano y la mejorana, se manipulan con mayor facilidad con unas pequeñas pinzas. 

41. Albahaca (Ocimum basilicum)

42. Ajedrea (Satureja hortensis)

43. Agastache (Agastache)

44. Berro (Nasturtium officinale)

45. Borraja (Borago officinalis)

46. Camomila o manzanilla brava (Tanacetum parthenium)

47. Cebollino (Allium schoenoprasum)

48. Cilantro (Coriandrum sativum)

49. Comino negro (Nigella sativa)

50. Eneldo (Anethum graveolens)

51. Hisopo (Hyssopus officinalis)

52. Lavanda (Lavandula)

53. Mejorana (Majorana vulgaris u Origanum majorana)

54. Melisa (Melissa officinalis)

55. Menta y hierbabuena (Mentha)

56. Orégano (Origanum vulgare)

57. Romero (Rosmarinus officinalis)

58. Salvia (Salvia officinalis)

59. Tomillo (Thymus vulgaris)

60. Tomillo del monte (Thymus serpyllum)

 

Agradecemos a Jardinería Bordas la información aportada para este artículo.


Más información:

Zumos de verano con aromas de tu huerto, Verde es Vida nº64, páginas 54-44 (ver en la web)

El huerto de hierbas de Mugaritz, Verde es Vida nº78, páginas 48-52 (búscalo en la hemeroteca online)

Las flores comestibles aportan un estimulante toque cromático a la ensalada más aburrida, a las bebidas de verano, incluso a los canapés, cremas frías, batidos... Foto: Flower Council of Holland

Una tarta de frutas y flores

Una tarta de frutas y flores

Estimulantes colores: pequeños pensamientos blancos, amarillos, anaranjados y lilas entre los frutos del bosque de una tarta.
Foto: iStock

Un refresco de flores de saúco

Un refresco de flores de saúco

Las flores de saúco y el zumo de limón son los ingredientes principales de esta refrescante bebida de verano tan habitual en los países escandinavos.
Foto: iStock

Flores de cabalacín rellenas

Flores de cabalacín rellenas

Un aperitivo típico de la cocina italiana son las flores de calabacín rellenas de mozzarella y anchoa, rebozadas y fritas.
Foto: iStock

Bonito con cebollino y sus flores

Bonito con cebollino y sus flores

Para condimentar los canapés de bonito y huevo duro se pueden utilizar tanto el cebollino picado como sus flores rosadas.
Foto: iStock

Reportaje completo

nº 82 >>
página 32

verdeesvida nº 82